13 ene. 2015

Análisis Far Cry 4


BIENVENIDO A LA DIVERSIÓN, BIENVENIDO A FAR CRY 4

Como me gusta sentarme en mi silla, encender el ordenador, poner un juego nuevo y que al segundo me guste. Es una sensación como jugador de lo más reconfortante y piensas para tus adentros “mi madre, que pedazo de juego” y claro, ya el chip te cambia, porque has visto algo, como el mapa, los gráficos, el sonido o la historia o todo como es el caso que te dice: Chaval, te lo vas a pasar muuuy bien.



Y es que no pasara mucho tiempo desde que empieces a jugar para darte cuenta de que Far Cry 4, es un juegazo, un juegazo terriblemente divertido. ¿Pero no es igual que el anterior? Pues en base sí, pero si cogemos algo bueno, por ejemplo espaguetis con tomate, y le añadimos cosas nuevas, como Bacon y quedo rallado, pues te sale una cosa buena, buena, esto es básicamente lo que ha pasado.

¿Qué quiero decir con esta tontería? Pues que si coges algo ya de por si bueno, lo trabajas a fondo y lo mejoras, sale algo espectacular, sale Far Cry 4.

¿Es perfecto entonces? Pues no claro, nada es perfecto, pero se acerca mucho a serlo, y por ello hay que felicitar a Ubisoft.

Comenzamos el juego y estamos llegando al Himalaya con unas cenizas, las de nuestra Madre, tenemos por objetivo su último deseo, que no es otro que descansar en el sitio que mas amaba. Pero tendremos problemas, hasta la acción más simple y noble puede encontrar  dificultades y acabar siendo una guerra feroz por defenderlo todo...

Continuar leyendo...

Análisis de: David Vaquerizo