3 ene. 2014

Análisis Battlefield 4 - Next Gen

Battlefield 4 llega a la nueva generación de consolas dándonos la posibilidad de jugar partidas multijugador de hasta 64 jugadores.


La historia que tenemos es la misma como ya es de suponer que el juego para su versión en Playstation 3 y Xbox One aunque la pondremos para tengáis un análisis completo y los que estéis pensando en adquirir el juego para Xbox One o Playstation 4 la conozcáis.



Esta es la cuarta entrega de la franquicia de EA y DICE. En esta ocasión encarnamos a Recker, marine miembro del escuadrón Tombstone cuyo principal objetivo es evitar un conflicto a escala mundial con China. Para ello recorrerá distintas localizaciones e interactuará con su comando para lograr tener éxito.



Así se nos presenta esta nueva entrega cargada de acción. Esta vez podemos ordenar a nuestro escuadrón que ataquen a los enemigos que elijamos, cosa que es de agradecer porque nos salvarán en más de una ocasión. En el modo campaña, además, podremos elegir, en varias zonas, la manera de proceder: asalto o sigilo así como las armas que llevemos gracias a los cajones de suministros (similar a Bad Company 2) lo que nos dará variedad a la hora de avanzar. El argumento, si bien es espectacular en un principio, va perdiendo interés conforme se avanza llegando a echar de menos el de la anterior entrega e incluso en esa ocasión no era de las mejores pero al menos sí lograba mantenerte con el interés. De hecho te obliga a rejugarlo por los coleccionables y las armas que se desbloquean para el modo multijugador, que seguro que se nos escaparán bastantes. Poco más se puede profundizar sobre este modo.



Si empezamos a comparar el juegos en la distintas generaciones de consolas (Playstation 3- Xbox 360 y Playstation 4-Xbox One) lo más significativo como era de esperar son los gráficos. Las texturas ahora cogen una resolución que se ajusta más a los real de lo que veníamos acostumbrados, porque si alguno lo recordáis, EA ya mostraba imágenes de Battlefield 3 que fácilmente se confundían con la realidad de tal forma que era imposible saber si lo que estábamos viendo era parte de un videojuego o parte real, pues imaginaros ahora con un nuevo juego y encima en una nueva consola, el resultado es simplemente espectacular. La jugabilidad en esta versión no es muy diferente de la que podemos disfrutar en Xbox 360 y Playstation 3, tal vez comentar que los stick del nuevo mando es cierto que nos ayudarán a mejorar nuestra precisión.