8 abr. 2014

13 días es lo único que nos queda y el final es inevitable


Lightning ha despertado para ver un espectacular mundo pero que tiene los días contados. Como sierva del altísimo y con una misión primordial, debe salvar todas las almas que pueda de la gente que inunda este condenado mundo para crear uno nuevo


El mundo de Nova Chrysalia se sumerge poco a poco en un mar de caos, y en 13 días no quedará nada. Este nuevo mundo está conformado por cuatro islas rodeadas por el Océano del Caos y suspendido sobre un inmenso vacío. Aunque el planeta está condenado, todavía queda esperanza para sus habitantes. Tras cinco siglos en un estado de cristalización, nuestra heroína acaba de despertarse: una guerrera legendaria con la misión divina de salvar las almas de la humanidad. Su nombre es... Lightning. Al haber sido bendecida con una fuerza increíble y un arsenal de armas nuevas, tiene todo lo que necesita para la batalla que se avecina. Todo salvo tiempo….




De la mano de Square-Enix nos llega un nuevo título de su saga más exitosa: Lightning Returns: Final Fantasy XIII, tercera entrega dentro del universo de la treceava entrega. No obstante no es una secuela directa de Final Fantasy XIII-2 como este lo fue de Final Fantasy XIII sino que pertenece a una compilación conocida como Fabula Nova Crystallis (“La nueva fábula de los cristales” según la página oficial de Square-Enix) que engloba a Final Fantasy XIII, Final Fantasy XIII-2, Final Fantasy XV, Final Fantasy Type-0 y este Lightning Returns.

Con esta premisa comienza nuestra aventura. Lo que más sorprende, obviamente, es que tenemos la presión de un tiempo determinado para tener éxito, siempre presente en nuestra pantalla con el icono de un reloj. Esos trece días pueden suponer una carga de apremiante emergencia para el jugador pero no os preocupéis pues podremos disponer de más tiempo e incluso de menos, todo ello depende de las decisiones que tomemos y de las tareas que finalicemos.



El juego también cuenta con un ciclo día/noche que también interfiere en el mundo. Así por el día las calles estarán abarrotadas de gente y por la noche se llenarán de enemigos con los que combatir. Al menos durante el combate el tiempo del reloj se detiene y no perderemos horas aunque como sabéis, en Final Fantasy las batallas siempre tienen un tiempo limitado porque los enemigos no nos dejarán que respiremos ni un segundo. Para que podáis hacer una comparativa, un día sin batallas y sin paradas de tiempo sería equivalente a una hora real, por lo que posiblemente se os vayan en realidad de 2 a 3 horas por día… ¿vais haciendo cuenta de que duración puede tener el juego?



Jugabilidad. El sistema combate va por arquetipos, donde los ataques harán que nuestra heroína cambie de traje y el nombre del arquetipo de batalla, el cual será una combinación de ataques que previamente nosotros habremos elegido. Algunos de los que se pueden crear son Sinfonía de la noche, Rosa Purpura y Providencia. Cada uno de ellos contará con su propia barra BTC, aunque la VIT será compartida por los tres. Cada uno cuenta con 4 ataques, uno por botón para comodidad del jugador. Además podremos tener varios arquetipos guardados de reserva para ir usándolos sin tener que estar creándolos en cada batalla, aunque si tendremos que asignarlo a Lightning antes de comenzar. Dentro de cada uno podremos o mejor dicho, tendremos que elegir varias cosas: atuendo, arma, escudo, accesorios, un ornamento y habilidades. Todo ello hace que aumentemos tanto la defensa, el ataque, la VIt y la resistencia a ciertos elementos, y sobre todo que escojamos lo que más se asocia al arquetipo que hemos escogido, no tiene sentido que creemos uno de ataques físicos y usemos un escudo que nos aumenta el daño con magia y no el físico.



A la hora de los enfrentamientos, Lightning se moverá, o podremos moverla, libremente por el escenario, algo que no podíamos antes y será una ventaja cambiar entre arquetipos y que cada uno tenga su barra de ataque por lo que iremos gastado uno y cambiaremos de arquetipo para seguir golpeando mientras este se recarga. Es un nuevo sistema de combate que nos recuerda bastante al de esta pequeña saga de tres juegos pero mejoras que dan más atractivo a la hora de combatir.

Habilidades. Como siempre contamos con muchas ya conocidas y sobre todos las específicas de cada elemento, por supuesto, también podremos mejorarlas y esto hará que nuestros ataques sean más efectivos en batalla. Para ello tendremos que encontrar a la persona indicada que nos ayude a unir dos habilidades iguales y así sacar una mejor, pero en este sentido el mapa ayuda mucho porque si hemos pasado por al lado de este PNJ ya lo veremos en el mapa con su particular logotipo.



Dones divinos. Ser sierva de Dios tiene que tener su ventaja ¿no? Contamos con varios dones que podremos usar en cualquier momento, aunque dependeremos de los PG actuales de los que dispongamos. Uno de los dones que nos será muy útil es el de Cronoestasis que parará el tiempo aunque no la vida de la gente del mundo, lo que nos vendrá muy bien para ganar unas horas porque como ya sabemos el fin del mundo llegará en 13 días. Otros dones son Teleportación, que también lo usaremos mucho para no estar usando tanto ferrocarril, Discronía, Escapatoria y Cura++.

Continuar leyendo.