7 abr. 2014

Fácil de jugar, difícil de dominar


De la mano de Respawn Entertainment nos llega Titanfall, un juego de acción frenética en partidas de 6vs6

En un futuro el hombre se lanzará a la conquista del espacio, y como no puede ser diferente esto acabará en guerras por el territorio y los recursos. Muchas generaciones de humanos viven en los confines más remotos del espacio explorado. A esta vasta región se la conoce como La Frontera. Contiene numerosos sistemas solares notorios y deshabitados, pero muchos otros mundos aún no se han explorado.





Titanfall es ni más ni menos que un juego PvP, tanto la campaña como los modos de juegos clásicos son siempre enfrentamientos entre jugadores. Además no aporta nada al género propiamente dicho, así que, ¿por qué atrae a tanta gente? La respuesta es a la vez sencilla y compleja.




Si bien es cierto esto, lo novedoso que trae este juego es como se ha combinado para formar una nueva clase de shooter PvP. Nos encontramos ante un juego frenético en el que un par de segundos que te quedes parado es casi muerte asegurada. Debes estar constantemente en movimiento corriendo por las paredes, entrando en los edificios para cumplir los objetivos de la misión.

Pero no ocurre como en otros shooters que si te acabas de comprar el juego que ya lleva un tiempo en el mercado y entras a una partida estas vendido por las grandes diferencias que hay entre tú y el resto de jugadores debido al equipamiento. En TitanFall, si bien tienes equipamiento que se desbloquea, este no ofrece una gran ventaja a los jugadores. Donde de verdad se nota la diferencia es en lo buen jugador que seas.




Además no se trata de un juego donde te ves frustrado en las partidas, pues aunque no consigas hacer casi nada, siempre verás tu esfuerzo recompensado en la experiencia que recibas al final de la partida, porque en TitanFall todas las acciones cuentan y recibes tu justa recompensa.

Otra de las cosas que lo hacen destacar es la jugabilidad, tanto a pie como subido en tu titán, ya que todo está equilibrado al máximo para no otorgar la ventaja a nadie, y por tanto encontrarte con alguien montado en un titán y que tú vayas a pie no quiere decir que estés muerto. Como he dicho antes, todo dependerá de la habilidad de los dos jugadores y perfectamente puede ser que el jugador a pie derrote al titán y a su piloto o viceversa.

La siguiente característica de este juego que marca una diferencia son los mapas, que al ser de tamaño medio propician partidas rápidas. Se acabó eso de que te tires media hora dando vueltas por el mapa sin ver ni un alma o por el contrario mapas tan pequeños que en un minuto se haya acabado el juego. Aquí los mapas están diseñados para hacer el mejor uso de ellos, tanto que si eres habilidoso en algunos puedes cruzarlos de extremo a extremo sin tocar el suelo haciendo parkour.



Los pilotos todos tendrán las mismas habilidades. Al principio solo habrá tres opciones a elegir que se diferenciarán en el aspecto y en el armamento que lleven, pero a medida que subamos niveles desbloquearemos personalizaciones y nuevas armas y nuevas habilidades. Cada piloto contará con un arma principal, una secundaria, un arma antititán y explosivos. Los titanes por el contrario solo contarán con un arma principal. De la misma forma ocurre con los titanes. En principio solo tendremos un titán disponible pero a medida que subamos de nivel desbloquearemos otros 2, así como personalizables y también armamentos y habilidades.