14 dic. 2014

Análisis The Evil Within

THE EVIL WITHIN PUEDE RESUMIRSE EN UNA SIMPLE FRASE: SOBREVIVE A TUS MIEDOS DE LA MANERA QUE SEA

Sobrevive en este mundo de locos donde ¿tú? eres el más cuerdo



De la mano de Shinji Mikami (Resident Evil, Dino Crisis) dentro de su nuevo estudio, Tango Gameworks, y colaborando con Bethesda Softworks (The Elder Scrolls, Fallout) nos llega The Evil Within, un título que busca volver a los orígenes del género Survival Horror que tanto echan de menos los fans de este género, entre los que me incluyo (sobre todo Dino Crisis… Ay, cuánto te añoro).

En The Evil Within encarnamos a Sebastián Castellanos, un detective de la ciudad de Krimson, cuando recibe un aviso de un crimen. Dicho crimen parece que se ha producido en un hospital
mental. Al llegar allí con nuestros compañeros Joseph y Julie comprobamos que todo es un baño de sangre y vemos cómo un hombre con extrañas habilidades masacra a tres policías en un abrir y cerrar de ojos para segundos después, noquearnos. Y es aquí cuando comienza nuestra pesadilla. Nos despertamos en una habitación cabeza abajo, rodeado de cadáveres y de un tipo enorme que descuartiza los cuerpos. No tenemos nada con lo que defendernos salvo nuestra astucia. ¿Será suficiente? Más nos vale…

En capítulos posteriores ya podremos hacernos con armas como un revólver o la ballesta agonía. Esta arma posee distintos virotes como munición tales como explosivos, cegadores, normales o eléctricos, por ejemplo...

Continuar leyendo...

Análisis de: Alejandro Jimenez