25 abr. 2016

Análisis Big Pharma

NOS PONEMOS AL MANDO DE UNA EMPRESA FARMACÉUTICA

Hace un año que Big Pharma comenzó a desarrollar sus medicamentos por todo el mundo, y tanto ha sido su éxito que desde ahora lo tenemos disponible en castellano



Seguro que muchos de vosotros no conocíais este juego, yo misma me he sorprendido al saber de él, eso sí, cuando comencé a jugar al juego, vi como pasaban las horas y horas en el reloj mientras creaba mis fábricas y medicamentos para todo el mundo. El tema que nos trae el juego parece aburrido a simple vista, porque gestionar una empresa farmacéutica no parece que sea un trending topic en los géneros de los videojuegos, pero por eso mismo el hueco que hay ha sido bien aprovechado con Big Pharma. El juego está diseñado de tal manera que será entretenido a la vez que adictivo, brindándonos una experiencia muy satisfactoria. Big Pharma es un juego de simulación y estrategia, en el cual desempeñaremos el papel de dueño y señor de nuestra propia farmacéutica, donde fabricaremos remedios para las diferentes enfermedades.

El comienzo no será del todo sencillo porque el tutorial que nos encontramos no es de los mejores que he visto, haciendo un poco pesado en algunos momentos, aunque una vez terminado la cosa se pondrá un poco más a nuestro favor. Las misiones son interesante, encontrándonos a veces en la bancarrota, e incluso con un tiempo determinado recaudar el dinero necesario para salir victoriosos, y muchas de las veces a toda costa, sin importar realmente el resultado en el consumidor.

Un consejo es que penséis bien la organización de las máquinas para fabricar los medicamentos porque los espacios son limitados y en muchas ocasiones nos encontraremos con situaciones en las que nos arrepentiremos de cómo están o que quisiéramos más metros para ampliar la empresa. Si es verdad que podremos reubicarlas, y algo es algo porque si no sería un completo caos. No solo de fabricar se trata el juego.

Antes de fabricar algo nuevo, habrá que innovar, desde buscar nuevos ingredientes hasta disponer de máquinas punteras que nos sean de utilidad para fabricar esos nuevos medicamentos que necesitamos. En ciertas ocasiones nos dará a pensar cómo funcionan realmente las farmacéuticas en la realidad, aunque no nos confirma nada por supuesto, pero a más de uno, después de unas cuantas partidas se lo pensará dos veces eso de ir a la farmacia a comprar un medicamente tan simple como un paracetamol.

¿Y esto porque? Creamos medicamentos que solventen problemas, los mejoraremos añadiendo ciertos ingredientes para ser más potentes y dar mejores resultados, pero… llegan los efectos secundarios. Estas cosas hacen que los consumidores puedan no comprar estos medicamentos por miedo a lo que pueda pasar. Si queremos inflar nuestro bolsillo nos pensaremos si mejorar nuestro producto, o dejarlo como estaba y seguir ganando más pelas, pero claro, a consecuencia de que los más enfermos no consigan curarse.

Para concluir, y para daros un alegría final. Podemos confirmaros que el juego está en castellano, todos los textos, y todas las opciones del juego que están traducidas a nuestro idioma, y es una buena noticia porque sin ello sería un poco costoso seguir el hilo de todo para los hispano hablantes.

Conclusión:

Big Pharma nos ha gustado, es un original simulador con toques arcade de manera que equilibra el entretenimiento con las funciones de empresario dueño de una farmacéutica. Mejorable en algunos aspectos como los gráficos, pero le perdonaremos por llegarnos por fin en castellano.