25 abr. 2016

Análisis The Escapists The Walking Dead

LA RUTINA DEL APOCALIPSIS ZOMBI

A principios de año nos encontrábamos con The Escapist, un juego estilo retro en el que teníamos que escapar de distintas prisiones a la vez que vivíamos como un preso normal, y ahora Team 17 y Mouldy Toof Studios nos traen la “secuela” aunque no continuaremos en prisión y el sistema de juego ha cambiado un poco.



The Escapist: The Walking Dead ha tomado la historia de la famosa serie The Walking Dead para ponernos en las distintas situaciones que Rick Grames ha vivido en los comics (Woodbury, el hospital, Alexandria o la prisión de Meriwether entre otros). En esta entrega al igual que en su predecesor tendremos que realizar tareas cotidianas del día a día, que nos servirán para mejorar nuestras capacidades, como la fuerza, la velocidad, etc. y para mantener alejados a los zombis de la entrada, y resulta imperativo hacerlas, porque si no, el medidor de amenaza zombi aumenta, hasta que finalmente consiguen abrirse paso y matar a todos los supervivientes.

Las tareas que tendremos que realizar son muy variadas: desde leer libros para aprender a construir cosas o ir al gimnasio para ponernos fuertes hasta hacer reuniones con el grupo, pasando por hacer la colada entre otras. Todas estas tareas no solo nos permiten mejorar para poder enfrentarnos mejor a los caminantes, sino que también mejoran nuestra relación con los compañeros.

Estos nos acompañaran en nuestras misiones de exploración y si nos hemos ganado su confianza nos cubrirán las espaldas. Lo que si sigue intacto con respecto a The Escapist es la fabricación, cosa que al haber cambiado relativamente el concepto del juego podrían haber eliminado. En este juego podremos fabricar tanto armas para defendernos como herramientas que nos faciliten la vida.
Tampoco ha cambiado el aspecto visual, pues seguimos teniendo ese aire retro con todo pixelado y una vista cenital que nos permite tener un buen campo de visión.

Lo que destaca sobre todo es su apartado sonoro pues podremos escuchar las sintonías de The Walking Dead con melodías de 16 bits y además viene totalmente traducido al español (textos pues no hay voces).

Pero no todo es bueno, si bien tenemos que realizar tareas estas pueden hacerse tediosas. Además las relaciones han perdido fuerza con respecto a su predecesor, ya que la mayoría de las situaciones podremos resolverlas solos sin ayuda de los compañeros. Respecto a las opciones de creación si bien es bueno que no hayan cambiado también tiene su contrapartida y es que no vemos una evolución destacada y los objetos que fabriquemos no sorprenden. La evolución tampoco la vemos en su apartado técnico, ya que a pesar de la inclusión de los zombis en muchas ocasiones nos dará la sensación de estar jugando al mismo juego, lo cual no es un gran aliciente.

Conclusión:

Si te gustó The Escapist y te quedaste con ganas de más, The Escapist : The Walking Dead te gustará, debido al aumento de dificultad paulatino, aunque como ya he dicho si no fuiste un gran fan tampoco lo serás de este debido a la rutina diaria y a la falta de innovación. En definitiva, un título que no destaca mucho pero que al que tal vez queráis darle una oportunidad.