19 abr. 2016

Early Access: Portal Knights

Con Portal Knights nos encontramos con un juego de rol pero basado en el sistema de fabricación tan de moda en los últimos tiempos. Por ello tendremos que conseguir recursos y fabricar objetos a la vez que vamos subiendo de nivel.



Lo que diferencia a Portal Knights de otros juegos similares es la ambientación, pues nos encontraremos en un mundo de fantasía lleno de mazmorras. El sistema de RPG está muy simplificado, tampoco los enemigos serán muy difíciles ni los puzles, por lo que todos podrán disfrutarlo desde los más peques de la casa hasta los más curtidos jugadores. Al principio de la aventura podremos elegir ser guerrero, cazador o mago, cada uno con sus habilidades específicas.

La aventura empieza en una zona segura donde nos encontramos con nuestra casa a medio hacer, la entrada de una mina para conseguir recursos y un castillo encantado donde podremos recoger nuestro primer tesoro. A partir de ahí podremos explorar el mundo y recolectar recursos, mejorar nuestro equipo y construir más cosas, pero como el nombre indica tendremos portales que nos llevaran a otros mundos donde encontraremos nuevos enemigos más fuertes y nuevos materiales que recolectar.

Además también está el ciclo de día y noche, por supuesto durante esta última los enemigos se hacen más fuertes y aparecen otros nuevos. Pero no acaba aquí todo si no que los enemigos también pueden cruzar nuestro portales, por lo que es importante que nos fabriquemos nuestro refugio. También dispone de un multijugador, por lo que podremos invitar hasta a 4 amigos para luchar, recolectar y construir el refugio lo que aumenta la diversión. Gráficamente nos encontramos con escenarios un poco faltos de carácter, aunque están bien detallados y los personajes resultan agradables e incluso entrañables.

El apartado sonoro tampoco destaca mucho, con melodías fácilmente olvidables y escasas, efectos sonoros poco variados. Se trata de un juego divertido y personalizable, con mundos que se generan aleatoriamente. No tiene una gran dificultad por lo que ha aquellos que no les guste el rol no tienen que preocuparse ya que es muy accesible. En definitiva, un juego más de crafteo pero que tiene su propia personalidad, lo que le da puntos a la hora de plantearse comprarlo.