12 jun. 2016

Análisis Hitman

El objetivo está claro pero la forma de conseguirlo….

Por primera vez Hitman nos llega de manera episódica, de los cuales ya están en el mercado los dos primeros capítulos: París e Italia.



Hitman siempre ha intentado tener un hueco en todo este mundillo con un sistema de infiltración que nos exija poner lo mejor de nosotros mismos, vuelve a remarcar su nicho con esta nueva entrega. De momento en el mercado solo tenemos los dos primeros capítulos que nos llevaran de desde París a Italia, haciendo un poco más larga la espera de los demás donde viajaremos a lugares como Marrakesh. Además contará con actualizaciones mensuales, entre los que se incluirán tres localizaciones adicionales, Tailandia, Estados Unidos y Japón.

No solo eso, eventos en vivo de carácter semanal y contenidos adicionales ya planificados entre las actualizaciones mensuales. Todo comenzará con el reclutamiento de nuestro amigo, por Diana Burnwood, que confiando en su potencial decide probarlo como agente durante algunas misiones de entrenamiento en dos escenarios bastante diferenciados. Tras esto nos iremos al primer episodio que se desarrolla en París. En la misión Showstopper estaremos en el desfile de Sanguina, que se está celebrando en el Palacio De Walewska, un edificio de ficción en el corazón. Nuestros objetivos serán el ruso Viktor Novikov y la exsupermodelo Dalia Margolis, ambos cabecillas de Yago - una organización especializada en la venta de espías secretos del gobierno al mejor postor. Novikov y Margolis han obtenido una lista NOC de agentes encubiertos británicos, que planean vender a una “subasta Yago” en secreto durante el espectáculo Sanguina. Tu cliente, MI6, te necesita para que la lista NOC no termine en las manos equivocadas. En el capítulo segundo el Agente 47 se enrola en la misión titulada “El Mundo del Mañana” donde su objetivo será Silvio Caruso, un brillante pero problemático bioingeniero empleado que trabaja para la Corporación Ether Biotech que según se dice está trabajando en de ADN viral capaz de infectar a cualquier persona en cualquier parte del mundo.

El agente 47 tendrá que eliminar a Caruso y a la directora del laboratorio Francesca De Santis así como destruir el inacabado prototipo de virus. Empezamos con un sencillo tutorial donde comenzaremos probando las opciones básicas de juego, todo ello realizando una sencilla misión, se nos mostraran algunas de las bazas de las que dispone Hitman. En esta corta misión nos irán dando los pasos a seguir, y tan solo tendremos que cumplirlos tal cual para hacernos con el manejo del juego y el personaje. Tras ellos volveremos a repetirla pero todo ha cambiado. Tenemos carta blanca y docenas de opciones y caminos para escoger. Podremos robar ropa de policía, de marinero, o e incluso de un capitán para ello, matar a los que se interpongan en nuestro camino o sortearlos, pasar desapercibidos o centrar la atención de estos en otro sitio. Vamos, que está muy completo todo y bastante bien pensado.

En Hitman no habrá un modo de jugar único, si no que dependiendo de cómo nosotros mismos nos lo tomemos podemos llegar a nuestro objetivo de un modo más difícil o fácil. Si no te gustan las superaciones no vas por buen camino con Hitman porque es lo que te ofrece y lo que quiere que hagas, que te superes. La duración no será muy larga si lo que decidimos es avanzar nada más, el plus en el aumento de horas llega cuando cada vez pensamos una nueva manera de pasarnos la misión, cuando decidimos que nos gustaría más matar solo al objetivo en vez de entrar a saco en una sala, cuando nos llena más pasar disfrazado delante de nuestro objetivo sin que se dé cuenta de que nosotros lo vamos a matar.

Ahí es donde tenemos la esencia de Hitman. Si lo que quieres es eso, cambiar tu manera de operar en cada misión, con Hitman tienes muchas posibilidades y es el juego que estabas buscando. Nunca se habían visto tantas oportunidades de realizar un trabajo en la saga. Acceder a un lugar concreto no tendrá un solo camino, ni dos, sino muchos. Avanzar desde los cimientos del edificio, meterse por conductos de aire, o bajar desde la azotea por una tubería serán solo unos de los caminos propuestos.

Una vez llegado a nuestro objetivo, las posibilidades de acabar con él tampoco se han quedado cortas en este juego, cualquier objeto del escenario que creamos sernos útil lo será. Para completar, si os gustan las ediciones coleccionista esta será una que no dejareis escapar. Además del juego con una caja especial para el momento tendremos una imponente figura de 25,4 cm del agente 47. La característica corbata del agente 47 y un pasador con su emblema, y Un libro de arte de 60 páginas.

Conclusión:

Hitman es el juego perfecto para los amantes de la superación. No solo para los que le gustan completar juegos, sino para los que les gusta libertad para completar, variedad a la hora de ejecutarlo y que se valore nuestros metódicos actos para completar cada misión. Con buenos gráficos y con la esencia de la saga llega Hitman, con la única pega de que viene en capítulos y tendremos que esperar un tiempo para tenerlo completo.