9 abr. 2014

Pega, apesta, vomita, dar patatas en las pelotas, todo vale en este juego...


South Park, Rol,… parece una mezcla difícil de imaginar pero no os equivoquéis el juego cumple todas las expectativa que busca y te sorprenderá lo sorprendentemente bien que encaja todo

Ubisoft, South Park Digital Studios y Obsidian Entertainment han unido sus fuerzas para lanzar este peculiar juego. Un juego basado en una serie que es raro que no conozca alguien, con 17 temporadas ininterrumpidas sacando nuevos episodios y que han conseguido sobre todo adaptar a la perfección para que parezca que estamos dentro de la serie pero eso sí, nosotros mandamos sobre nuestro protagonista, porque decidiremos como queremos que sea y en qué momento tienen que ocurrir las cosas.

Comienzas siendo  el nuevo, el recién llegado a la ciudad donde su principal meta, al menos al llegar es hacer amigos e integrarnos en este nuevo pueblo. Cuando comienzas tu búsqueda, los niños de South Park están metidos en un juego de acción y rol por toda la ciudad, lanzando hechizos imaginarios y blandiendo espadas de mentira. Ellos saben claramente que es un juego pero rozaran el límite entre la ficción y la realidad. El mago Cartman, la Princesa Kenny, Paladín Butters, Montaraz Stan y El Elfo Judío Kyle serán algunos de nuestros amigos en la batalla, además necesitaremos hacer uso de sus habilidades fuera del combate para superar ciertos obstáculos, ¿Te imaginas a la princesa Kenny enseñando un pecho para llamar la atención del enemigo?




Una vez vayamos descubriendo zonas del juego nos encontraremos con puntos donde podremos hacer uso del vehículo rápido para  llegar a ellos desde otro conocido. Un rápido bólido que en un abrir y cerrar de ojos nos acerca de un punto de la ciudad  a otro para que no perdamos tiempo, para ser correctos, más que un bólido es ¡Jimmy! con su silla de ruedas, pero es muy rápido, ya veréis.

Conseguiremos armas legendarias, objetos curiosos, ropas peculiares, todo para derrotar  a nuestros enemigos ya sean vagabundos, mongolos, elfos o guardias de seguridad. Durante el primer combate, y toma de contacto del juego, perderemos el palo de Cartman, perdón, la Vara de la Verdad del gran hechicero de la lejana tierra de South Park, el gran amo y señor de todo, el Mago Cartman.





El hilo argumental parece sencillo y simplón, pero no os dejéis engañar por eso. Tendremos que superar numerosas pruebas, pelear con vagabundos, perseguir a niños perdidos, salvar a compañeros del duro castigo de la escuela primaria, desvalijar casas (Serán números los objetos que encontremos que no valen para nada, solo para venderlos, pero eso sí, serán originales, graciosos, y cachondos. No os perdáis la descripción de ninguno), y muchas otras divertidas misiones. Muchísimas misiones secundarias que te harán patear la ciudad de South Park y sus alrededores de arriba abajo. Desde limpiar un sótano infectado de ratas, cazar al hombre-cerdo-lobo hasta encontrar a los pequeños de la guardería que estarán escondidos por todas partes.

Ya que es un juego de rol, contaremos con varias clases donde elegir: Luchador, mago, ladrón o judío.

Luchador, serás un gran guerrero, capaz de portar todo tipo de armas y armaduras, que podremos ir comprando en el Kastillo Kupa (Centro de operaciones de nuestro equipo, por si te pierdes, es el patio de la casa de Cartman).



Mago. Esta será tu clase si quieres hacer uso de la magia, y del poder que podrás alcanzar. El gran ataque con el que cuenta es Aliento de dragón, donde con un petardo quemaremos con chispas a los enemigos que nos encontremos.