3 ene. 2014

Análisis Forza Motorsport 5


Esta espléndida saga que ya nos llegaba para Xbox 360 se lanza ahora para la nueva generación en Xbox One. Posiblemente el mejor simulador de coches que hay hasta el momento y ello lo defiende con su gran potencial ¿Preparado para subir?


Historia ya sabéis que no trae este juego porque no es su finalidad pero si contamos con gran variedad de campeonatos y opciones que nos cubrirán esta necesidad.



Lo primero que hace FM5 para enseñarnos lo que nos trae con esta edición es obligarnos a realizar una carrera de prueba. Desde este momento, desde el primer brillo que vemos en el chasis del McLaren que nos enamoraremos de este juego. Desde el comienzo nos daremos cuenta del gran potencial que muestra este juego y del buen uso del nuevo motor gráfico que han hecho. Los acabados de los vehículos, los detalles de los escenarios y los efectos de los golpes dejarán el listón muy alto a los juegos que vengan por detrás.

La primera carrera no nos dejará probar todo ya que vendrá con el control de frenado y las marchas automáticas y demás ayudas activadas, para que no se nos complique mucho esta primera carrera. Veremos durante también los efectos del clima como son los rayos de sol cuando nos llegan de frente y las sombras durante todo el recorrido, aunque este solo es el comienzo del juego.



Ligas y Campeonatos. Cuando hayamos terminado nuestros roces por el juego dispondremos de varias ligas para disputar entre las que se incluyen Sport Compact, Sport RT, Class Competition, Vintage y Exotic. Que a su vez estarán divididas en unos cuantos campeonatos como el Compacto deportivo moderno, Rally Comercial y Supermini, aunque como ya supondréis, y si no, os lo digo, no podremos competir en todos porque cada uno tendrá sus propias especificaciones ya sea tener un número de medallas, un tipo de coche o una serie de características añadidas a nuestro bólido.




¿Con que coches comenzaremos? Pues inicialmente no tenemos muchos aunque si los suficientes para comenzar. Algunos de los coches que tendremos al principio serán: Audi RS 3 Sportback Limited Collector Edition, Subaru BRZ 2013, Audi R3 Sportback, Mazda RX-8 R3 y Volkswagen Golf R 2010. Cada coche dentro del juego contara con sus propias características y por supuesto importantísimas a la hora de competir como la Velocidad, Manejo, Aceleración, Inicio y Frenos, y por supuesto, sin olvidar la cilindrada y la tracción. También podremos modificar las ayudas que tenemos en los coches a la hora de jugar como el trazado óptimo, los frenos (si añadimos el ABS o no), la dirección, la tracción, el control de estabilidad por si queremos tener activado el TCS y el STM, los cambios de marchas y los daños, consumo y desgaste de los neumáticos.

Continuar leyendo.