21 jun. 2016

Análisis Zombie Vikings Ragnarök Edition

¡Resucitad mis Zombies Vikingos!

Un juego super gracioso, con alocados momentos durante toda la trama comenzando por la resurrección de unos vikingos que ahora serán Vikingos Zombies.



Loky le ha robado su ojo a Odín mientras este preparaba una mortífera arma para la guerra y nuestro objetivo no será salvar el mundo, ni evitar una destrucción de Vahlala si no recuperar el ojo mágico de Odín, solo eso. Estamos ante un frenético slash- ‘em-up en scroll lateral con exclusividad para Playstation 4, escrito por Zach Weinersmith de SMBC Comics y desarrollado por Zoink! creadores del éxito indie Stick it to the Man! Lo más llamativo del juego, y que más influirá en la compra del juego, es la posibilidad de jugar tanto en modo online como offline con cuatro jugadores. ¿A quién no le gusta echar un rato jugando con los amigos en casa? Y más tratándose de un juego tan divertido, con bromas y momentos graciosos por doquier.

En el comienzo podemos elegir entre varios personajes, el arma que llevan…y una runa, que no hace nada. Si, esta especifico que elegimos la runa básica y no nos sirve para nada. Entre los peculiares zombies que podremos elegir están Gunborg, Seagurd, Hedgy y Caw-kaa, además en esta edición física hay disponibles otros dos personajes jugables, Frostbjörn y Raybjörn.

Con su barco, realmente con el barco de Odín que solo nos lo deja prestado, viajaremos por hasta ocho mundos diferentes durante 25 niveles, que muchos de ellos no serán muy extensos pero si suficiente para ser entretenido y no hacerse pesados. ¿Repetibles? Realmente no, solo si estamos interesados en jugar y reírnos con los amigos pero nada más allá de eso.

Con cada nivel completado, o con cada misión secundaria que realicemos en la historia, iremos consiguiendo nuevas armas. No diré si mejores o peores, porque todo depende de lo que queráis reíros o tardar en pasaros el nivel. Por ejemplo, tenemos una arma que apesta a los enemigos, quita poca vida pero te lo pasas bien. Tampoco será tan fácil conseguirlas todas (más de cuarenta desbloqueables), tendremos que ir reuniendo dinero a través de los niveles que trae el juego para comprarla, al igual que las distintas runas que podremos llevar.

En todo momento estaremos ante acciones locas, sin sentido para nosotros pero si para ellos. Como por ejemplo transportar una cabeza zombie vikinga parlante que podemos usar como arma arrojadiza lanzándola contra todo lo que vayamos encontrando a nuestro paso. O un cerdito que con su aliento nos ayudará a alcanzar alturas imposibles.

¿Quieres saber más? Te toca probar el juego La jugabilidad del juego está bien. No es novedoso porque son botones básicos: pega, defiende y magia, pero al menos, si pulsamos alguno de los botones durante unos segundos haremos un ataque más fuerte. Lo que si me ha gustado, es que los enemigos también saben hacer esto, no se limitaran solo a perseguirnos por el escenario, sino que también cargarán sus ataques para hacernos más daño y una ventaja más es que encima haremos daño de área por lo que será muy útil cuando tengamos la pantalla llena de enemigos, que no es muy raro que ocurra.

Y en lo referente a los jefes finales, cada uno tendrá su patrón de juego propio, y aunque no serán difíciles si disfrutaremos al ser bastantes variados estos. El apartado gráfico es de lo más peculiar. Unos personajes planos. Planos porque al girar el juego quiere mostrarnos que no hay más, que son planos pero bien diseñados. Unos entornos carismáticos y variopintos, muy acorde con el completo estilo del mismo. Para completar, desde el menú, y nada más comenzar podremos disfrutar de unas cuantas imágenes de arte. Bocetos cuidadísimos y graciosos. Seguramente iréis más de una vez a verlos. Un detalle añadido a esta versión física para Playstation 4. Y también deciros que el juego cuenta con los subtítulos en castellano, y los audios en inglés.

Conclusión:

Zombie Vikings Ragnarök Edition es un entretenido slash-‘em-up en scroll lateral donde podremos reírnos y pasarlo bien con hasta 3 amigos más tanto en modo online como offline. Un juego sencillo de jugar, y con mucha variedad de escenarios, enemigos y situaciones en las que nos encontraremos.