22 jun. 2016

Análisis Nights Of Azure

Ambas protagonistas tienen un gran carisma

Este año están saliendo y van a salir bastantes JRPG y aquí os traemos el análisis de uno más, Nights of Azure, desarrollado por Gust (conocida por la saga Atelier o Ar Tonelico)



El juego está ambientado en el reino insular de Ruswal, donde demonios de sangre azul aterran a la población. Es peligroso para los humanos dejar sus casas cuando cae la noche, pero los valientes guerreros conocidos como la Curia son entrenados para enfrentarlos.

Entre ellos se encuentra Arnice, una guerrera de gran habilidad y protagonista principal de Nights of Azure. Aunque es muy hábil con la espada, sus capacidades no son únicamente fruto de su entrenamiento. Arnice alberga en su interior algo de sangre demoníaca; se trata de la única humana que ha logrado estar en contacto con la sangre azul y ha sobrevivido a ella. Pero este hecho no la ha dejado indemne y muy pronto se harán visibles sus estremecedoras consecuencias. Las decisiones en este juego serán importantes (influyen en los finales que podremos ver), y hasta es posible que se nos hagan duras a medida que avancemos porque es muy fácil conectar con las dos protagonistas femeninas de esta historia.

A pesar de ser un JRPG no es del todo típico pues todo el juego está basado en la acción. Combates en tiempo real que se suceden uno tras otro sin darnos descanso. A medida que avancemos los enemigos serán más poderosos, lo cual juega en nuestra contra, pues para completar cada zona en la que se divide Ruswal solo tendremos quince minutos.

A medida que subamos de nivel Arnice se irá haciendo más poderosa y junto con su espada y más armas que nos iremos encontrando, también tendremos otro tipo de habilidades. Las que le otorgan su sangre demoníaca. Entre ellas, la más poderosa, su modo demoniaco, que podremos usar cuando se cargue la barra especial, aunque por supuesto este no durará eternamente, por ello además tendremos nuestros cuatro sirvientes infernales que podemos invocar, cada uno con sus características especiales, por lo que saber escoger a cuál llevar con nosotros puede marcar la diferencia entre la victoria y la derrota.

Cada vez que terminemos una zona podemos volver al hotel que hace las veces de base, ya que es aquí donde podremos comprar ítems, equipar los que hayamos conseguido en el campo de batalla tanto en Arnice como en sus esbirros y subir de nivel con la sangra azul que hallamos acumulado al derrotar a los enemigos.

Para ello accederemos a una zona especial donde podremos aprender nuevas y poderosas habilidades, pero también donde descubriremos muchos secretos tanto sobre nosotros como sobre la Curia. Nights of Azure también tiene una gran cantidad de misiones secundarias.

Tanto es así que incluso se diluye un poco la historia principal. A estas misiones solo podemos acceder una vez que terminemos las misiones principales del episodio, pero son mucho más provechosas económicamente hablando, ya que es donde conseguiremos más dinero, objetos y sangre.

Además, también podremos ir al sótano del hotel donde encontraremos la arena, un lugar donde tendremos que luchar en una gran variedad de condiciones como, por ejemplo, luchar sola, que solo luchen los demonios invocados o con tiempo limitado, entre otros. Gráficamente, nos encontramos con un juego algo limitado, con caída de frames en los combates más multitudinarios que afean un poco la jugabilidad, si bien la ambientación está muy bien conseguida. A destacar el diseño de Arnice y Lilysse, que como siempre vienen llenas de controversia debido a sus atributos más destacados.

Hay quienes los aman y quienes los detestan, pero lo que sí es verdad que en ocasiones pueden distraernos un poco. La banda sonora es bastante destacable, con melodías a piano muy bien compuestas que, sin duda, ayudan a meternos en ambiente. Los doblajes como es costumbre y más que apoyados por la mayoría de los fans del género vienen con las voces originales, sin embargo, también como estamos acostumbrados los subtítulos solo vienen en inglés, lo que es un problema para un buen porcentaje de los jugadores.

Conclusión:

Parece que Gust está intentando introducirnos a una nueva franquicia (suposición mía) con este Nights of Azure, y aunque no es un juego nada destacable, sí que tiene una buena historia si conseguimos quedarnos con ella y pese a sus pegas en la jugabilidad es muy entretenido y nos puede dar buenas horas de diversión.